Nassib Neme
LigaPro Ecuador

Nassib Neme señala de ‘chilindrina’ a Esteban Paz

El presidente de CS Emelec, Nassib Neme arremetió ante las críticas de Esteban Paz que lo señalan de tener un pasado oscuro. De la misma forma, el dirigen azul dijo que Paz parece «una chilindrina».

«Paz es cachivache atómico. Es impresentable. Parece una Chilindrina. Miente tanto (ante el caso Chila-Cheme) que se contradice versión tras versión. Es como querer armar un rompecabezas que no tiene las piezas completas. No puede»

Nassib Neme, presidente de CS Emelec, acusa a Esteban Paz de metir en el caso Chila-Cheme para el diario EL UNIVERSO

En un diálogo para el segmento Fútbol Sin Cassette, el presidente del Comité de Fútbol de Liga de Quito. Se defendió de los ataques recibidos por parte de Neme. Quién lo acusa de saber en su totalidad sobre lo ocurrido en el caso Chila – Cheme. Allí, Paz se amparó argumentando que el dirigente del Bombillo Azul «también tiene páginas oscuras». Por su parte, Neme señaló la aparente empatía que tiene hacia el dirigente del equipo capitalino.

«Paz es un tipo básico. Primitivo. Económicamente y socialmente habita en un penthouse, pero moral e intelectualmente vive en el sótano. Todo esto que digo es poco para un sujeto hipócrita y cínico como este», comentó Nassib Neme.

Ante estas palabras, Esteban Paz replicó que el presidente del cuadro del Astillero no es precisamente un santo. Asegurando que «le gusta hablar bonito, encontrando palabras, hablando de (Sigmund) Freud para hacernos creer que tiene un manejo de la psicología espectacular. Lo que no puedo tolerar es que pretenda faltarle el respeto a mi familia, a mí, a mi institución. Él también tiene páginas oscuras», agregó.

Si bien, no se especificó a que se refería precisamente con las «páginas oscuras». Señaló lo sucedido con Álex Bolaños y la final ante Barcelona SC (2014). Además de lo ocurrido con el paraguayo en la final de 2017 ante Delfín.

Finalmente, Esteban Paz, cansado del vaivén de acusaciones, admitió su desagrado por su compañero de labor. «Neme no me gusta. No me calza. Es avasallador, impositivo, quiere imponer sus condiciones, sus criterios y es incómodo. No es solo una apreciación mía, hay muchos dirigentes que pensamos muy parecido», agregó.